DRENAJE LINFÁTICO

 

El drenaje linfático manual (DLM), es una técnica de masaje que combina movimientos lentos, suaves y rítmicos, repercutiendo directamente sobre el sistema linfático, responsable de eliminar toxinas y del buen funcionamiento del sistema inmune del organismo.

 

Su objetivo es activar la circulación y mejorar la microcirculación, por lo que está especialmente indicado en trastornos de las vías circulatorias y en la celulitis, al mejorar notablemente la retención de líquidos.

 

Además, el drenaje linfático es una técnica fundamental en el tratamiento de los linfedemas o edemas de causa linfática, en los que las piernas y/o los brazos sufren una hinchazón que persiste a pesar del reposo debido a un bloqueo en el sistema linfático.

 

Puede realizarse sobre una sola zona del cuerpo aunque su aplicación a nivel general presenta resultados más satisfactorios.

 

El masaje linfático además de sus propiedades físicas también proporciona beneficios relajantes y eleva el bienestar y equilibrio del organismo.