REVITALIZACIÓN Y EFECTO LIFTING

HILOS MÁGICOS PDO

 

Los hilos mágicos, minihilos, hilos japoneses o hilos tensores de polidioxanona (PDO), son unas hebras finas que se introducen bajo la piel para conseguir un efecto lifting regenerativo.

 

Tienen su origen en Japón y se llevan utilizando como material de sutura cardíaca desde hace mucho tiempo. Está probado que no producen rechazo ni alergias al ser antimicrobianos y bioabsorbibles. El material del hilo es la Polidioxanona y se reabsorbe aproximadamente a los seis meses. 

 

Los hilos tensores forman una estructura de soporte para los tejidos con flacidez y estimulan los tejidos creando nuevo colágeno y fibroblastos, por lo que la piel se redensifica y la flacidez se corrige. Es un tratamiento efectivo, rápido e indoloro. Es un tratamiento no quirúrgico que produce un efecto lifting y una revitalización dérmica de larga duración. Los beneficios se comienzan a observar al mes, se consolidan a los tres meses y su duración abarca entre nueve y doce meses.

 

Combaten la laxitud  cutánea gracias a la activación de los fibroblastos que generan colágeno tipo I y tipo III y al efecto biológico generado por la autoinducción de hilos de colágeno propios alrededor de los hilos insertados.