LIFTING DE BRAZOS

 

El lifting de brazos o braquioplastia es un procedimiento quirurgico dirigido a mejorar la forma y firmeza de la piel de los brazos, que tras una pérdida de peso severa, pérdida de elasticidad de la piel, disminución del volumen muscular, o descolgamiento tras someterse a una liposucción, presentan un grado extremo de descolgamiento o flacidez.

 

El lifting de brazos es una intervención sencilla que consiste en realizar una incisión en la cara interna del área superior del brazo, a través de la cual, se retira el exceso de piel sobrante.

 

La forma, longitud y ubicación de la incisión variará en función de la cantidad de piel que el cirujano plástico considere eliminar. En los casos más complejos, es posible que el corte se extienda desde la axila hasta el codo.

 

La longitud de la incisión, será proporcional a la cantidad de piel sobrante que se deba retirar. Cuanto más larga es dicha cicatriz, mayor resultado se puede obtener. Si además el paciente quiere eliminar el excedente de grasa sobrante, el lifting se puede asociar a una liposucción. Una vez que se succiona la grasa, el cirujano procede a tensar la piel del brazo y a eliminar el exceso de piel de la parte superior.

 

La incisión se cierra con puntos de sutura. La cicatriz no puede evitarse y en algunos casos no desaparece por completo, pero el cirujano la colocará en el área menos visible y pasados los años se irá atenuando.

 

Es importante discutir pros y contras de cada una de las técnicas para que entienda las implicaciones del procedimiento que le recomendamos. En el caso de que las cicatrices sean largas y evidentes, hay que sopesar la mejoría en el contorno corporal con la existencia de tales cicatrices. 

 

La duración es de aproximadamente 2 - 3 horas y se realizará con anestesia general. Después de la intervención se vendan los brazos durante unos días y posteriormente se llevará una prenda de compresión específica para brazos, durante aproximadamente un mes.

 

Deberá guardar reposo durante uno o dos días, sin someter a tensión las suturas y podrá volver a la vida normal, al cabo de una semana aunque sin someter los brazos a excesivas tensiones durante el primer mes.

 

En la primera consulta, el cirujano plástico realizará una evaluación sobre su estado de salud y el problema a tratar y le aconsejará sobre las técnicas quirúrgicas apropiadas para su caso particular, basadas en la firmeza de su piel y en las condiciones de su cuerpo.

Centro médico autorizado por la Consejería de Sanidad de la CAM con registro nº CS9531