LIFTING FACIAL

 

Técnica quirúrgica que consiste en tensar los músculos faciales, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello. El lifting puede realizarse aislado o asociado con otros procedimientos como la blefaroplastia o la rinoplastia.

 

El lifting frontal, corrige la caída de cejas y las arrugas de frente y cejas. Se aconseja en pacientes con laxitud en cara y cuello, pero cuya piel conserva cierta elasticidad. La colocación de las incisiones varía mucho según la estructura facial de cada paciente.

 

La intervención suele durar entre 2 y 4 horas, en función de cada caso o si va asociada a otro procedimiento. Normalmente, se realiza bajo anestesia general, permaneciendo en el hospital durante 24 horas.

 

Las incisiones comienzan generalmente a nivel de las sienes, disimuladas en el pelo, se extienden por una línea natural que pasa justo delante de las orejas y continúa detrás del lóbulo y hacia la parte posterior del cuero cabelludo. Si es necesario, en el cuello se puede hacer una pequeña incisión detrás de la barbilla, separando la piel de la grasa y de los músculos subyacentes. La grasa puede ser lipoaspirada alrededor del cuello y la barbilla para mejorar el contorno de la cara. La mayor parte de las cicatrices quedan ocultas en el cuero cabelludo por encima de la sien y hacia la nuca. Solamente en una zona alrededor de la oreja y en las primeras semanas tras la cirugía, pueden notarse algo las cicatrices,

 

A los cinco ó seis días se comienzan a quitar los puntos de sutura, proceso que se termina de realizar a los ocho ó díez días.

"Se consigue un rejuvenecimiento notable y duradero de  cara y  cuello"

Centro médico autorizado por la Consejería de Sanidad de la CAM con registro nº CS9531