LIPOSUCCIÓN O LIPOESCULTURA

 

La Lipoucción, técnica quirúrgica también conocida con el nombre de lipoescultura, corrige deformidades ocasionadas por acúmulos grasos localizados.

 

No es un tratamiento para solucionar el sobrepeso o la obesidad, sino que está destinada a corregir aquellas regiones corporales en las cuales persisten acúmulos grasos localizados que no desaparecen con dieta ni ejercicio. Tampoco es una técnica adecuada cuando existe gran flacidez en la zona a tratar.

 

La técnica consiste en aspirar dicha grasa, mediante la introducción de una cánula que está conecada a una máquina de vacío (lipoaspirador) o a una jeringa especial destinada para tal fin. Las zonas de grasa más habituales son las cartucheras, los muslos, las rodillas, los tobillos, el abdomen y los flancos, los brazos, la papada y el área facialEn algunas ocasiones es complementaria a otras intervenciones tales como estiramiento facial o abdominoplastia.

 

La liposucción se realiza normalmente con anestesia local y sedación, pero en casos muy extensos se llevará a cabo con anestesia general. Es absolutamente necesario realizar esta intervención en un quirófano,  

 

Una vez realizada la operación, se utilizará un vendaje compresivo o faja que deberá llevar durante un mes aproximadamente. Es normal la aparición de hematomas y/o inflamación de los tejidos en la zona aspirada.

 

Se pautará la realización de drenajes linfáticos post-quirúrgicos que comenzarán alrededor de diez días después de realizar la intervención.

 

Aunque después de un mes de la cirugía, ya se aprecian resultados visibles, no se debe evaluar el resultado final, hasta pasados por lo menos 6 - 8 meses.

 

Si la elasticidad cutánea estaba disminuida pueden quedar irregularidades o pequeñas depresiones que pueden requerir corrección adicional post - quirúrgica, mediante microliposuccón selectiva y/o inyecciones de grasa autóloga

Centro médico autorizado por la Consejería de Sanidad de la CAM con registro nº CS9531