REJUVENECIMIENTO FACIAL CON GRASA AUTÓLOGA

 

Técnica utilizada para solucionar los efectos del envejecimiento y otros derivados de la falta de volumen en zonas faciales tales como pómulos, mentón, párpado inferior.

 

Cuando envejecemos, la grasa que se encuentra en el tejido subcutáneo, va desapareciendo paulatinamente, sobre todo en zonas tales como la cara y las manos.

El hundimiento de los ojos, la desaparición de volumen y la falta de definición en pómulos y ángulo mandibular, son manifestaciones del envejecimiento propias de la edad, ocasionadas por una fatta de volumen que aportaba la grasa desaparecida, con su consecuente flacidez en tejidos y cuya solución consiste en la infiltración de grasa propia del paciente, que es obtenida de algún área del cuerpo.

La utilización de la grasa del propio paciente (grasa autóloga), como material de relleno para restaurar y dar volumen, o remodelar el contorno facial, evita la utilización de materiales sintéticos o semi-sintéticos, que pueden ocasionar posibles complicaciones de extrusión y/o reacción a cuerpo extraño.

 

Se deben dar las condiciones necesarias para su obtención y posterior manipulación, y los medios deben ser los adecuados para garantizar la viabilidad del tejido injertado.

 

Esta técnica, conocida con el término de lipoestructura o filling de grasa, consigue resultados estables y duraderos, logrando que la grasa no se reabsorba a largo plazo

Centro médico autorizado por la Consejería de Sanidad de la CAM con registro nº CS9531