MASAJE CIRCULATORIO

 

El Masaje circulatorio es una técnica cuya finalidad es la de activar el riego sanguíneo y linfático, favoreciendo el intercambio celular. Al movilizar los líquidos corporales, se consigue que los  nutrientes lleguen mejor a las células, y que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas.

 

Esta técnica de masaje consiste en movilizar los líquidos corporales, actuando directamente sobre los vasos sanguíneos y linfáticos, e indirectamente sobre las terminaciones neuromotoras.

 

El  masaje circulatorio favorece y activa la circulación sanguínea logrando con ello la eliminación de líquidos y toxinas, así como potenciar el intercambio de gases y nutrientes. Al favorecer el retorno venoso se alivian los síntomas de afecciones tan frecuentes como las piernas cansadas, pesadez de piernas, tobillos hinchados, varices, etc.