RADIOFRECUENCIA CONTRAGE

 

La Radiofrecuencia médica, consiste en la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel con el objetivo de provocar un calentamiento controlado de las diferentes capas de la dermis, lo que favorece:

-- La formación de nuevo colágeno.

-- La migración de fibroblastos.

-- La circulación de la piel y del tejido subcutáneo   

 

Se logra un efecto flash inmediato debido a la retracción del colágeno, para, tras sesiones sucesivas, lograr la reestructuración del colágeno profundo y la formación de nuevas fibras de colágeno (neocolagénesis) que sustituyan a las ya envejecidas, proporcionando mayor elasticidad a los tejidos y una piel más tersa y firme.

 

El resultado se empieza a visualizar a partir del mes de tratamiento y serán necesarias entre cuatro y seis sesiones dependiendo del estado de la piel y colágeno de cada paciente.

 

Es un procedimiento indoloro, ambulante y que permite totalmente la incorporación a las actividades cotidianas. 

Una vez finalizado el tratamiento, el médico aconsejará sesiones de mantenimiento para mantener los resultados obtenidos.