BLEFAROPLASTIA SIN CIRUGÍA

 

Hasta hoy, la única técnica para corregir los signos de envejecimiento en la mirada (caída de los párpados, bolsas,…) era la cirugía de los párpados o blefaroplastia.

La tecnología Plexr puntiforme es una técnica dermatológica no invasiva, realizada por un médico especializado que consigue excelentes resultados, con retracción inmediata de la piel, que se aprecia desde el primero momento. Esta tecnología permite pasar la materia de estado sólido a gaseoso sin pasar por el estado líquido, consiguiendo con ello que los tejidos sean tratados sin causar daño al tejido circundante.

 

Es un procedimiento no ablativo, rápido y seguro al que sigue un edema o inflamación transitoria y la aparición de mínimas costras de medio milímetro que se caen en los cuatro - siete días posteriores.

El resultado estético es muy bueno y natural, la expresión del ojo no cambia, y no existe cicatriz como ocurre con la blefaroplastia quirúrgica.

Es una técnica que permite al médico ir diseñando la retracción palpebral de forma personalizada a medida que avanza el tratamiento, hasta conseguir el resultado deseado.

Los resultados naturales y progresivos (sesión a sesión) son permanentes.

Centro médico autorizado por la Consejería de Sanidad de la CAM con registro nº CS9531